sábado, abril 05, 2008

Jeremías - Jorge Fandermole

Jeremías,/ apretado de colores, sonreía; / desgajado de sollozos, / convirtiendo, trozo a trozo, / la tristeza en alegría. / Polvo y trapos, / él se desprende de su alma a manotazos... / Que se rían en las gradas / de su pena enmascarada, / que le devuelvan de su alma los pedazos. / Hubo un tiempo de cielos claros, / de vida que lo llevaba de la mano... / Y cobardeando, por lo bajo, / se arrancó el amor de cuajo / e hizo de su carpa / su cielo de payaso.
Madrugadas / son de lágrimas calientes en su almohada; / que cuando el público pide sonreir, / él llora y ríe / por su rosa de cachada. / Muy a prisa / buscó el vuelo que le devolvió la risa / de trapecio y pista en sombra / de mil niños que lo nombran, / de muerte que lo acaricia.
Silencio, / que envuelve gritos... / Y una niñá lo lloró / muy despacito... / Borró de miedo su intento / por volver a estar contento / y tener, del cielo azul, / un pedacito.


Este poema fue musicalizado por Juan Carlos Baglietto y está en su "Baglietto" de 1983

1 comentario:

azpeitia dijo...

Bella descripción de laq vida de cualquiera de nosotros que a veces en la vida somos payasos de una comedia sin aplausoso....mi enhorabuena...azpeitia